Biografía

 

img_8091Nací a orillas del Mediterráneo un 27 de Noviembre de 1979 a las siete de la mañana. Aún no sé si a esa hora venía de fiesta o quería ir a misa, pues ambas aficiones me han acompañado durante toda la vida. Me considero un aristogato andaluz y valenciano. Es Jávea mi paraíso, Sevilla mi vocación y Valencia mi sitio. Desde pequeño las letras y los trazos me cautivaron, dibujar y escribir, escribir y dibujar. Pintar se me antojaba aburrido, puesto que era llenar de color algo que ya había sido creado, así que prefería siempre inventar.

Mi infancia transcurrió en la casa de mi abuela paterna en el Portichol, mis meriendas en el mirador de la cruz en frente de la isla,  mis paseos, mis chapuzones en las calas y algunas imaginarias escaramuzas, convirtieron esos años en los más felices de mi vida.

Mi primer diario lo inicié en 1996, duró dos días. Me aburría esa semana y no fue un buen momento para el tópico adolescente. En el bachillerato, aprendí a leer, pensar y a escribir, tropecé con dos profesores de Literatura que cambiaron completamente mi concepción del mundo. Fui mal estudiante, vago, distraído y negado para las matemáticas. Tengo hojas llenas de dibujos y letras de los apuntes matemáticos… dibujar y escribir, escribir y dibujar. Pero no así con la Historia Contemporánea ni con la Historia del Arte, las cuales aprobaba muchas veces sin presentarme a los exámenes. Es muy cierto también que disfruté mucho con el  Latín y el Griego.

Actualmente soy columnista y colaborador en el diario ABC en la sección de Opinión. Estudié Ciencias Políticas e Historia. Me dedico a escribir, principalmente para mí y desde el año 2011 para instituciones públicas y privadas, trabajo con el que intento ganarme el pan en estos mundos de Dios que ya no son los de la Cultura. El surrealismo metafísico es una constante en mi pensamiento político y filosófico, todo es absurdo y nada lo es. Conjugar tradición y vanguardia en mis ademanes, hacen posible odios y amores. Atrévanse a participar y disfrutar de esta locura. ¡Bienvenidos o adiós!