reyes y tiranos

5 enero, 2018

reyesNoche de Reyes… ¡Cuánta magia para los niños y para los no tan niños! Pero los tiranos de nuestro siglo, los acomplejados y malvados detractores de la tradición, se empeñan en dejar huella en la historia con sus cabalgatas de brujas republicanas y drag queens. Sí, quieren dejar huella de su obra, pero lean bien, la historia es la historia, y dejar la impronta no es propio de mentecatos que causan molestias a los ciudadanos. Anécdotas pasajeras que duran lo que dura una legislatura, paciencia. Se quiere borrar en Valencia, el nombre del anterior jefe del estado, el rey Juan Carlos I, el monarca que recogió el testigo de España para moldearlo y convertirlo en una democracia moderna. El alcalde Ribó va a destinar más de 94.000 euros en cambiar señalizaciones de metro, 3.000 cartelitos nuevos…

No quiero ser demagogo y preguntar a qué ONG le vendría bien ese dinero u obra social, conozco unas cuantas, por no hablar de las que se han quedado sin las subvenciones por parte de la Generalitat de Puig y Oltra: Cáritas y Cruz Roja. Sabemos ya las prioridades de estos politicuchos. La obsesión enfermiza de nuestro primer edil, el de Tarragona y sus secuaces socialistas, es tan grande como lo es el abismo que separa su brillantez e inteligencia de la del común de los mortales. A nosotros no nos hará falta crear una Tabarnia dentro de la Comunidad Valenciana, el hartazgo hará que en un año, Ribó, Oltra y Puig sean un mal sueño en el acontecer democrático del pueblo valenciano dentro del Régimen de 1978.

Noche de Reyes esta, la misma en la que Juan Carlos I cumple 80 años, habiendo reinado 39 en nuestro país. Es y será siempre el soberano que normalizó nuestra patria. Ni Ribó, ni Puig, ni ninguno de sus socios podrán aniquilar la memoria del rey estadista. Han querido emular a los romanos con su condena de la memoria, Damnatio memoriae, pero no tienen la categoría de enemigo, ni el rango de líder para poder hacerlo eficazmente. La historia ignora a los mediocres no a los grandes.

¡Viva el Rey y su augusto padre también!

You Might Also Like