Memorias de África I: Kenia

3 octubre, 2017

cuad-ken-2Kenia es el paradigma del exotismo africano con el sabor colonial de fondo. Leyenda y realidad. Romanticismo y dejadez. Todo fluye en extremo, por ello sigue siendo el destino perfecto para el auténtico safari fotográfico. Una vez se llega a Nairobi es aconsejable pasar una noche en la capital y visitar al día siguiente la ciudad y la casa de la película Memorias de África, el Museo Karen Blixen. El célebre film se rodó en esta villa, cuya propietaria era el personaje que interpretaba Meryl Streep en el largometraje.

Al día siguiente, para los amantes de la carretera, desplácense en coche y contemplen los parajes y las ciudades hasta llegar al safari de destino, de lo contrario, si les cansan las horas de coche,  recomiendo contratar un vuelo desde Nairobi a Masai Mara directamente, aunque no deberían perderse el primer espectáculo de la vida salvaje en el Lago Nakuru, para el cual es necesario mucha carretera. Una mañana o una tarde en el Lago Nakuru bastará para quedarse prendado de África. Esta reserva dista mucho de las otras del país por su orografía y vegetación. Impresionará al viajero, mientras su Land Rover atraviesa este paraje, la cantidad inmensa de mariposas revoloteando por todas partes que se mezclan con el fuerte aroma que todas las flores y plantas desprenden embriagando sin exageración, el aire limpio y virginal. El color verde adquiere un sinfín de tonalidades difícil de describir. A los pocos segundos del camino de este safari, las cebras esperarán junto a los monos, para vernos desfilar, convirtiéndonos nosotros en el objeto de curiosidad y no ellos. El rinoceronte blanco campa por doquier y los flamencos pintan de rosa todo el lago en la época adecuada.

Para pernoctar después de la fabulosa visita a Nakuru, deben escoger un hotel cercano, en el Lago Navasha. Les recomiendo encarecidamente el hotel: “Lake Navasha Sopa Lodge Lodge”.copiot Alojamiento mítico por la arquitectura eminentemente colonial y tribal y que se encuentra a orillas del mismo lago, un sitio idóneo para los amantes del postureo pero sobre todo para los seguidores de lo auténtico.  Cada noche habrá una ventura al volver de cenar a la cabaña-habitación, con la posibilidad de divisar algún hipopótamo. Un guía siempre les acompañará por seguridad. Si por la noche no han tenido suerte de ver a los hipopótamos, navegar por el lago al día siguiente, será experiencia que no les dejará indiferente al pasar tan cerca de estos animalillos de agua. Una singladura africana auténtica que se podrá completar paseando al lado de las jirafas una vez atraque el bote.

Masai Mara es el parque nacional más importante de Kenia y por ende el más extenso. La facilidad para tropezar con Los Cinco Grandes: el león, el rinoceronte negro, el elefante, el leopardo y el búfalo, es total. Cierto es que el más complicado de ver es el rinoceronte negro, pero ello dependerá del guía que tengan y de las ganas de pasar un día más en el safari. Las cebras, hienas, monos, jirafas, ñus, gacelas, guepardos, jabalíes, avestruces… serán nuestros compañeros de viaje durante todo el safari. Créanme queridos lectores y seguidores de estos cuadernos napoleónicos, que lo que más valdrá la pena en el segundo o tercer día de safari, será el viaje en globo al amanecer. Manadas de ñus, jirafas, elefantes y cebras despertarán con la salida del sol buscando el confort de la escasa vegetación y el agua. Es el nacimiento de un nuevo día que contrasta con el paso cansado de los búfalos, que han pasado la noche en vela huyendo de los leones… Una vez se aterriza en la sabana, después de esta excursión, el desayuno al lado de las cebras y de las acacias -símbolo de la belleza africana- será otro de los encantos de este viaje, el silencio de la mañana y el aroma del English Breakfast, nos transportarán a la época del Imperio Británico.

kenia3Quizá sea la visita más folclórica y la más turística de nuestro viaje a Kenia, pero conociendo un poblado Masai se harán una idea de cómo vivía esta tribu de guerreros cuyas mujeres son, desde mi punto de vista, la piedra angular. Es altamente recomendable acabar nuestra visita a Kenia en su costa. Pasar una noche en Mombasa y conocer sus playas que nada tienen que envidiar a otros lugares bañados por el Océano Índico, será el colofón al país de los safaris. ¿Recuerdan la película de Disney El Rey León? Con la visita a Kenia, estos dibujos animados cristalizarán ante sus ojos. ¡Compren ya el billete!

You Might Also Like