la españa que viene

25 mayo, 2015

espana-q-vSigo pendiente de las dimisiones a la hora de escribir este artículo. Vana esperanza… El Partido Popular se estrella –a pesar de lo que digan sus líderes y comparecientes- en las elecciones autonómicas y municipales de 2015. El Partido Socialista fracasa como alternativa y empieza a debilitarse como única fuerza política de izquierdas. El Populismo de Podemos planta cara y asoma sus garras afiladísimas para arañar y dañar el Régimen de 1978. Ciudadanos ya se establece como partido nacional. Izquierda Unida se ha hundido. Unión Progreso y Democracia ha desaparecido.

¿Y ahora qué? El pueblo soberano ha votado y siempre tiene razón. El presidente del Gobierno ha dinamitado su propia mayoría absoluta obtenida en 2011, junto a la de sus capitanes generales en las plazas y autonomías obtenidas meses antes de ese año, con una política mal explicada, por una estrategia ante los problemas internos nefasta y sobre todo, por la falta de autocrítica y agilidad severa ante la corrupción grave, en el seno del mayor partido de Europa.

El dibujo del país es una vidriera de colores, fina, frágil, que abarca todo el marco del gran ventanal llamado España. Cualquier piedra, puede hacer saltar por los aires estos cristales de colores. Los españoles, que somos muy nuestros, hemos diseñado este panorama postelectoral que viene a decir que: los políticos en general y los grandes estadistas en particular, deben reflexionar. Ha llegado el momento de que todas las fuerzas acuerden un gran pacto nacional sobre el sistema del país, algo tan solemne e importante que debamos refrendar todos. ¿Cuándo? Quizá después de verano y aprovechando las Elecciones Generales. ¿Por qué? Porque España no va a aguantar más crispación, más indignación ni mensajes guerracivilistas, más miseria salarial y paro, ni gobiernos chavistas que lleven a la bancarrota más si cabe, al conjunto del estado.

Los votantes han pedido al PP, que se refunde, que cambie, que conecte con el español de clase media que no lo está pasando nada bien desde hace tiempo. Los electores han decidido que el PSOE se regenere y tenga un discurso unitario en todo el país. Los ciudadanos han acudido a votar cabreados apostando por formaciones que pueden llevarnos a la ruina, cuyo castigo más que recaer en los dos partidos nacionales tradicionales, a corto plazo, recaerá sobre esta nación cuyo sol podemos ver a través de esa vidriera quebradiza…

¿Futuro próximo? Nuestra historia está repleta de momentos aciagos y de episodios heroicos. No habrá que esperar mucho, es el nuevo ciclo político e histórico. Veamos pues.

 

 

You Might Also Like