IN GOD WE TRUST (IV PARTE Y FINAL)

25 enero, 2017

los-trump

El pasado viernes Donald Trump juró su cargo como Jefe del Estado de la primera nación del mundo y Comandante del Ejército más importante del universo. Como ya vaticinábamos en Los Cuadernos de Napoleón justo ahora hace un año, Trump con toda la prensa americana y europea en contra, ha ido sorteando todos los obstáculos hasta llegar a la Casa Blanca. Así lo ha querido el pueblo. Por mucho que se empeñen los tertulianos de aquí y allende los mares, los votantes por desgracia o fortuna no se han identificado con los voceros de los medios de comunicación, ya sucedió con el Brexit, con en el referéndum de Colombia y por supuesto con las elecciones norteamericanas.

El balance de la Administración Obama, ha sido pésimo. El electorado estadounidense optó más contra Obama que a favor de Trump, una gran ocasión para dar carpetazo a una era anodina, de mucha imagen y poca relevancia y sin lugar a dudas, el gran fiasco occidental. El Premio Nobel de la Paz de 2009, deja guerras en Libia, en Siria, Afganistán, inestabilidad en Europa con las crisis migratorias, terrorismo y una beligerancia diplomática con Rusia que rememora los tiempos más oscuros de la Guerra Fría.  Somos sabedores que Donald Trump no será nunca Premio Nobel de la Paz. Tampoco la discreción y la diplomacia son sus atributos. Pero Trump ha ilusionado a esos millones de americanos cansados de todo y con ansias de cambio y oportunidades personales y nacionales. Respetemos a los que se han manifestado en contra, pero ellos deberán respetar la democracia, así es el juego.

En España cualquier apelación a Dios o al cristianismo desde las instituciones, ya es sólo historia, ni misa de acción de gracias –del Espíritu Santo- hubo en la proclamación de Felipe VI. En el paradigma de las democracias y las libertades, en Estados Unidos, al día siguiente de la inauguración presidencial, se celebró en la Catedral de Washington un oficio religioso con la presencia de todos los poderes de USA. Sin complejos, recordemos el lema nacional de Estados Unidos y en esta serie de capítulos de Los Cuadernos de Napoleón sobre las elecciones americanas: In God we trust.

Pues eso, confiamos en Dios y deseamos mucho acierto y cautela al 45 presidente de los Estados Unidos de América. De él depende, nos guste o no, la metamorfosis de una nueva época histórica que ya se presiente en Europa…

You Might Also Like