ELECCIONES AMERICANAS

7 noviembre, 2018

Siguiendo la costumbre de este blog, analizamos una vez más la vida política estadounidense. En este post de Los Cuadernos de Napoleón, vamos a abordar las Elecciones Legislativas de 2018 en Estados Unidos, conocidas como las Midterms, y lo vamos a hacer desde el prisma norteamericano y no desde la prensa europea o española, que muchas veces se deja arrastrar por las Fake News y cierta animadversión, arrojando valoraciones sesgadas que nada tienen que ver con la realidad.

Estos comicios que siempre se celebran en la mitad del mandato presidencial, suponen un termómetro para medir la aceptación de las políticas llevadas a cabo durante la administración de Donald Trump. Tienen lugar en este momento, para convertirse en un mero instrumento de armonización del funcionamiento de los poderes de los Estados Unidos. Pero estas elecciones han sido las más identificadas en clave presidencial, un plebiscito para Donald Trump, y el presidente no sale tan mal parado como anhelaban sus enemigos. Noche muy entretenida en los medios de comunicación americanos, los pronósticos y deseos periodísticos variaban considerablemente desde la CNN hasta la FOX pasando por la MSNBC. Sobre las seis de la mañana, hora española, ya estaba el escrutinio prácticamente al 99%. Ni fueron tan buenos resultados para el Partido Demócrata que aspiraba a controlar las dos cámaras y así poder llevar a acabo la destitución –Impeachment– de Donald Trump, ni tan malos para el Partido Republicano, que como es tradicional, nunca obtiene la mayoría el partido del presidente de turno en estos comicios, recordemos que Obama perdió 63 congresistas, Bush Hijo 30 y Clinton 52.

Para que nos hagamos una idea, a diferencia de España, que cuando acaba una jornada electoral, parece que todos los partidos están orgullosos de los resultados, nadie dimite y todos han ganado, en Estados Unidos sí que ha quedado bien repartida la Lotería de Navidad, aunque el Gordo se lo ha llevado el Partido Demócrata con el control de la Cámara Baja -Cámara de Representantes-, el Partido Republicano ha conseguido el segundo premio y varios cuartos y quintos premios con el control de la Cámara Alta -el Senado- obteniendo también un importante número de gobernadores y victorias en estados clave –swing states– como Florida junto a los triunfos de Ted Cruz y Mitt Romney.

Las políticas de Donald Trump tienen ahora un escollo importante con la mayoría demócrata en una de las cámaras del Congreso, sin embargo  se abre un horizonte de negociaciones y también un sinfín de investigaciones de toda índole para fiscalizar la Administración Trump. Política, mucha política dura, sí, un puro reflejo de una sociedad polarizada. Los Demócratas empiezan a vislumbrar con esperanza, una fuerza antitrumpista con otra mujer como líder de las huestes demócratas, Nancy Pelosi. ¿Se convertirá esta mujer, en una nueva Hillary Clinton para Trump? ¿Qué influencia tendrá el Movimiento Me Too para nombrar finalmente a Pelosi, como candidata a las elecciones presidenciales de 2020 por el Partido Demócrata? ¿Querrán los demócratas arriesgarse otra vez? Habrá que esperar un año y algunos meses para ir completando estos capítulos.

You Might Also Like