EL PODER ERÓTICO

28 febrero, 2017
Rania de Jordania

Rania de Jordania

Antes de que llegue la Cuaresma, permítanme queridos amigos y seguidores de estos  cuadernos napoleónicos, frivolizar, irrumpir en marzo con algo políticamente incorrecto y tentarles con absolutos disparates sobre el físico de los hombres y las mujeres en España y fuera de la vieja piel de toro que se dedican a la política.

Más que de la erótica del poder, que puede englobar a los que poseen encantos aunque sean solemnes adefesios y primos de Quasimodo,  quiero ser menos sutil, más primario, y enfocar lo que nos gusta de nuestros políticos a primera vista, en su apariencia, su guapura, lo que nos atrae sin profundizar en el estilo. Cuerpo, sólo cuerpo.

Juliana Awada

Juliana Awada

Y quiero y debo hacerlo antes de que me prohíban el blog o alguna ley absurda me persiga. Así que aprovecho la poquita libertad que nos queda y como varón, me inclinaré a hablar un poco más de la belleza de las bellezas, la mujer.

Con ello no vean machismo en absoluto, ni sandeces de otra índole, sólo mi libre elección. Hablaré de las mujeres poderosas y su hermosura para hombres y mujeres, pues a mí la sexualidad de cada uno,  me la trae al pairo. ¡Defiendan sus fantasías y sus posibilidades!

Empecemos por las testas coronadas. Las soberanas consortes de Jordania, España y Holanda, forman el póquer de reinas más atractivo del mundo. Muy distintas físicamente las tres, su presencia enamora y más cuando utilizan todas las joyas para adornar sus privilegiadas figuras. Sus Majestades Rania, Letizia y Máxima son mujeres por las que uno se enrolaría en sus ejércitos y lucharía por ellas sin pestañear.

Máxima de Holanda

Máxima de Holanda

Las repúblicas también están muy bien representadas. Las esposas de los presidentes de Estados Unidos, la República Argentina y Méjico no se quedan atrás y despiertan sensaciones y motivaciones para seguir gritando: ¡Viva la vida! Las exuberantes Melania Trump, Juliana Awada y Angélica Rivera, conforman el trío de primeras damas dignas de ser retratadas para la posteridad.

Otras políticas fuera de nuestras fronteras, provocan suspiros y exclamaciones. En Italia cautivan las bárbaras y espectaculares diputadas Nicole Minetti y Mara Carfagna.

Melania Trump

Melania Trump

Israel cuenta con la hermosa exótica Orly Levy, Venezuela con su maravillosa ministra de deportes Alejandra Benítez y la Madre Rusia con la magnífica Alina Kabaeva.

Ya en suelo patrio y con el panorama revuelto, nos endulzamos con las políticas más atractivas que se encuentran afortunadamente, en todas las ideologías. En el centro destacaría la frescura y belleza de Begoña Villacís, Inés Arrimadas y Patricia Reyes. Todas de Ciudadanos cuyo líder, Albert Rivera, está considerado el guapo de la política española.

Nicole Minetti

Nicole Minetti

En la derecha de manera independiente se halla Cristina Seguí, que es el paradigma de la belleza española y Yael Farache que deslumbra en esta filosofía política. Dentro del gobierno, no encontramos ninguna Lucrecia Borja, sólo el Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el George Cloney de la política española, se lleva la palma de la atracción y la guapura. Fuera de él, Arantza Quiroga y Cayetana Álvarez de Toledo como políticas más bellas del PP.

El nacionalismo cuenta con otro triunvirato digno de mencionar: las valencianas Mireia Mollá y Aitana Más y la catalana Anna Arqué.

Y finalmente, la imponente socialista Guacimara Medina, encabeza las guapas de izquierdas, seguida por Eva Aizpurúa de IU o Teresa Rodríguez de Podemos y el elenco de niñas bien del Barrio de Salamanca con veleidades comunistas y con unas aficiones que ni un lord inglés podría soñar, Rita Maestre, y las hermanas Serra: Clara e Isabel.

Que nadie se enfade, ya lo saben, hablamos de guapas.

You Might Also Like