EL ÁRBOL DE NAVIDAD

4 diciembre, 2017

unknownCon la llega del Adviento después de la Festividad de Cristo Rey, los hogares de Europa central, y ahora también en España -cuando la tradición hispana siempre fue después de la Purísima- se llenan de abetos y derivados, con luces y adornos. ¿Pero desde cuándo se remonta esta tradición? Los orígenes de porqué se disfraza un árbol no son muy claros, pero sí el nacimiento de esta costumbre en la historia contemporánea.games1web_2770745b

La reina Carlota de Mecklemburgo, esposa de Jorge III de Inglaterra, vino a la corte británica desde su Alemania natal, con todas los ritos navideños germánicos. Pero no sería hasta la llegada de otro alemán -no olvidemos que la sangre real alemana corre por todas las testas coronadas de ayer y de hoy- el esposo de la omnipotente Reina Victoria de Inglaterra, Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, cuando se popularizaría el árbol de navidad. De 3506inmediato, toda la aristocracia inglesa imitó el hogar de la Reina, como hacían y hacen, los buenos súbditos. Pues copiar al soberano en imagen y gustos, es síntoma de  comunión monárquica total, como ahora lo sería en España,  llevando barba por nuestro rey Felipe VI. ¡Atención hipsters!prins_albert_von_saksen-coburg-gotha

Los demás países fueron adoptando dentro del continente, esta ceremonia que llega hasta nuestros días, con gran aceptación en los países anglosajones como Estados Unidos y Canadá. Ya bien entrado el siglo XX, esta estética navideña pasará a formar parte en las demás cortes católicas y las casas de los ciudadanos de sus naciones, conjugando el Belén -de origen napolitano- y los demás adornos universales.

 

 

You Might Also Like