BALENCIAGA

15 octubre, 2015

balen-1Esta semana queridos lectores y seguidores de Los Cuadernos de Napoleón, quiero virar hacia la moda y el diseño, una manera quizá frívola de dar la espalda a la actualidad política, pero creo que necesaria y más cuando se habla del arte de la alta costura. Un buen cambio de tercio.

Cuando finalicé mi cuaderno de viajes: “Jávea”, uno de los capítulos que más me enorgullecía era sin duda el de turismo, pues no se podía entender la historia turística de España sin Jávea y sin los grandes personajes que habían elegido el paraíso de la Costa Blanca como lugar de residencia. Cristóbal Balenciaga Eizaguirre (Guetaria 1895- Jávea 1972) aparece en este episodio de una manera especial, pues su muerte acaeció allí, en el Parador de Turismo mientras esa semana se disponía a buscar una casa para pasar largos periodos en el mediterráneo alicantino.

Balenciaga es el artista del siglo XX del diseño, la tijera, el patrón, la moda, el hilo, la tela, el estilo… Ha sido y es la inspiración de diseñadores posteriores. Con Balenciaga empieza la Moda y con él acaba como apuntan los expertos. balenciaga3Yo sin ser muy especialista en ello, también lo afirmo pues después de Balenciaga, ya nada ha vuelto a ser lo mismo, la elegancia en las calles y fiestas de Nueva York, París, Madrid, San Sebastián, Sevilla y Valencia pasaron al papel cuché de los archivos. Balenciaga era símbolo de un tiempo, sinónimo de la verdadera elegancia, de la pasión por la estética, todo lo posterior ha sido mínimo y en algunas ocasiones felices: continuidad de la filosofía de Balenciaga en vestidos, abrigos y complementos.

El gran diseñador, no podía ser de otro país. España desde siempre, ha sido considerada una nación donde la gente ha vestido muy bien, si bien es cierto que las capas altas de la sociedad eran las que podían competir con el resto de Europa en garbo, hoy día la moda está al alcance de todos, y vestir con distinción y clase, no está reñido con el bolsillo, pero sí con el buen gusto. Las blogger, famosas y no tan famosas, amasan minutos e imágenes en las redes sociales sobre las tendencias, los estilos, la vestimenta casual y festiva, quizá en ellas esté la esperanza de que la vuelva a nuestras calles, pues ya saben mis queridos lectores que vestir bien es síntoma de respeto y buena educación hacia los demás.

You Might Also Like