Archives

Los Cholbi y el Nazareno de Jávea

23 abril, 2018
Joaquín Cholbi y dos de sus hijas con la boina carlista.

Joaquín Cholbi y dos de sus hijas con la boina carlista.

Hace un año ya de la publicación del libro Jesús Nazareno. 250 años de devoción en Jávea, y la ampliación de documentación y de anécdotas ha sido un torrente desde entonces. Intentaremos ir publicando toda nueva aportación a la historia local entorno a nuestra imagen venerada. Ahora queridos amigos y seguidores de estos cuadernos napoleónicos, nos ocuparemos de dos anécdotas de los Cholbi, uno de los linajes más importantes de la villa de Jávea, ligados a la Orden de Malta, con privilegio de nobleza y de las pocas familias con solar en nuestra ciudad y en Valencia a partir del siglo XVII. Las dos ramas de este relato proceden de Miguel Jerónimo Cholbi, quien casó con Margarita Ferrer, hija del sobrino bisnieto de San Vicente Ferrer.

Como sabemos, los Cholbi eran los custodios de la túnica del Nazareno en el arca gótica de su casa en el Carrer Roques. Esa misma casa -la posteriormente conocida casa Candelaria y de las más antiguas del pueblo- sería también testigo de un hecho emotivo para la familia, relacionada con uno de los personajes más carismáticos e importantes. Hablamos del alcalde en varias ocasiones y líder regional de los carlistas: Joaquín Cholbi Climent. Joaquín era hijo del diputado provincial Carlos Cholbi Zaragoza y de Joaquina Climent Sombiela, natural de Bocairente. Joaquín era el pariente más cercano de los célebres hermanos Cristóbal y Carlos Cholbi Bañuls, y a él le tocó organizar todo lo referido a la ejecución del Asilo-Hospital. Godofredo Cruañes Aracil, descendiente directo de Joaquín nos cuenta que en la procesión de la subida del Nazareno del 3 de mayo de 1909, Joaquín quiso despedirse del Nazareno, pues llevaba tiempo aquejado de una grave enfermedad y no salía de casa. Así fue como la imagen paró en la actual calle de la Escuela, virando las andas hacia la fachada de la casa de los Cholbi, quedando el Nazareno debajo de la ventana de la alcoba donde el político tradicional yacía en cama enfermo. Pudo Joaquín asomarse y admirar por última vez y con devoción a Jesús Nazareno. Moriría en septiembre de ese mismo año.

Otro Cholbi, en este caso el cuñado y primo lejano del anterior, protagonizó otra anécdota, de la que queda prueba material. Cuenta la Familia Sanz de Bremond, que su antepasado directo, Juan Bautista Cholbi Catalá, esposo de María del Rosario Cholbi Climent -hermana de Joaquín- encargó una imagen del Nazareno en Valencia. Se desconoce el taller y el imaginero, pero por la escultura cabe destacar que Cholbi entregaría una fotografía o estampa al artista para que el rostro del Nazareno, con su inclinación de la cruz tan característica y los ricos bordados de su túnica, fueran una fiel reproducción de la talla grande de Jávea. Una vez adquirida y llevada al pueblo, Juan Bautista quiso que fuera rifada en la novena. Como todo contribuyente devoto de la época, la familia de Juan Bautista compró sus boletos para participar y ayudar a la cofradía. Desconocemos el número de papeletas adquiridas por los Cholbi-Catalá, pero lo que sí sabemos es que la buena suerte obligó a que la pequeña imagen fuera sorteada tres veces, tocándole en todas estas ocasiones al propio dueño, Juan Bautista Cholbi. Finalmente se acordó entre risas que la imagen se la quedara él. Este Nazareno pequeño se encuentra en la casa de los Carbonell-Sanz de Bremond en Valencia. No hace muchos años, esta pequeña imagen viajaba en una hornacina de madera con la familia, desde Valencia a Jávea en verano, a la finca “El Rebaldí” y de vuelta a Valencia, a la solariega casa de los Cholbi en la ciudad del Turia en invierno

SER REINA

5 abril, 2018

30221518_10155981566517928_349537095817101312_oHubo una frase como frontispicio en la primera biografía de la Reina Sofía escrita por Pilar Urbano, que me hizo reflexionar mucho, muchísimo sobre la importancia de las personas que encarnan la Corona y el papel importantísimo que desempeñan en cada momento, protegiendo así la institución, y por ende la nación. Dicha máxima era la siguiente: “El rey no gobierna, pero reina. La reina no gobierna y no reina; pero… es la mano que cuida del trono”. Esa era Doña Sofía durante todo el difícil reinado de Juan Carlos I. Después de casi medio siglo sin monarquía, llegaban los nuevos reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía con un nuevo tiempo político, cargado de retos para construir el país. Por ello, el otro día cuando visualicé las imágenes de la Familia Real saliendo de la Catedral de Palma después de la Misa de Pascua de Resurrección, me entristeció la escena grotesca. Un acontecimiento vergonzoso que jamás hubiera ocurrido años atrás. Búsquenlas, no las encontrarán. Unas imágenes que faltaban al respeto a quien ha sabido desde la cuna, servir a su patria y luego a la de su marido, convirtiéndose en la española más grande de los últimos tiempos. Cierto es que al final ha resultado que, no es lo mismo nacer en el Palacio Real de Tatoi que en un barrio de Oviedo. Claro ha quedado. La opinión pública se ha volcado con la Reina Sofía. La Casa Real, cuya comunicación deja mucho que desear y más ahora en la era de las redes sociales, se empeña en ocultar desde sus cuentas en Twitter y Youtube, todos los actos religiosos a los que acude el Rey: Cristo de Medinaceli, Misa de Pascua de Resurrección, Misa Funeral en el XXV aniversario de la muerte de Don Juan… Veremos qué estrategia tiene ahora para dulcificar el asunto feo y cutre del placaje a Doña Sofía, dejarlo pasar no es el mejor modo. Los hechos fueron graves y necesitamos una explicación real.

Recuerden que para salvar a la Monarquía, se obligó a un rey a pedir perdón públicamente por una “elefantada” como antesala a una abdicación por sorpresa y una expulsión de la Familia Real de las dos Infantas de España. Por ello, no nos escandalizaríamos en un futuro si para la continuación de la Corona, hubiera una separación o un divorcio. Lo que no vamos a permitir más como pueblo español, son desplantes descarados de una mujer que sigue sin asumir quién es y para qué está. Hemos tolerado con tristeza que se retirara la bandera nacional del palacio de la Zarzuela porque molestaba a la Reina Letizia, hemos asistido atónitos a su incomodidad manifiesta en ceremonias religiosas, sin santiguarse después de que se le ofrezca el Hisopo, sin besar el Lignum Crucis, ni hacer la reverencia al llegar al Altar. Pasamos por alto que no hubiera crucifijo en la Proclamación de Felipe VI ni Misa del Espíritu Santo. Pero ahora pedimos que para enderezar la situación, S.M. La Reina Letizia debe comprender que S.A.R. La Princesa de Asturias tendrá que jurar bandera en el Regimiento Inmemorial del Rey Nº1 como hizo su padre a su edad, y que presida los premios que llevan su título y que dejen de ocultarnos la vida privada de ellos y sus hijas. Los Reyes y su familia, no tienen vida privada, ella debió intuirlo cuando inició el noviazgo con el entonces Príncipe de Asturias, ser reina no iba a ser fácil, pero complicarlo más de lo que es, no está siendo bonito ni inteligente.

san hermenegildo

20 marzo, 2018

Queridos amigos y seguidores de estos cuadernos napoleónicos, en este post nos centraremos en la figura de San Hermenegildo, que es junto a San Fernando, patrón de la Monarquía Española. Hermenegildo era hermano de Recaredo, ambos hijos de Leovigildo el rey la Hispania Visigoda de religión arriana que casó con la católica Ingunda. Hermenegildo heredó de su madre esta fe. Durante la guerra que padre e hijo se declararon por la religión, Leovigildo ordenó buscar, capturar y matar a su vástago, pues no quería ver que su reino fuera dirigido en un futuro por un católico converso. 

Varios historiadores del siglo XX sitúan en nuestras tierras valencianas, el episodio del conflicto con el heredero de la corona visigoda en el primer tercio del siglo VI d.C.,  algo muy común en las monarquías desde siempre, padres contra hijos, hijos contra padres, las grandes conspiraciones. El hecho en concreto es el refugio de Hermenegildo en la Costa Blanca, durante la persecución de su padre. 

En principio eran conjeturas románticas sin fundamento, reflejadas en libros de historia que bebían de la única fuente de las Crónicas de Gregorio de Tours del siglo XII, pero varias investigaciones posteriores más rigurosas, apuntan con gran probabilidad que San Hermenegildo pudo cobijarse en un monasterio de Jávea (Alicante) enfrente de la isla, como indica el turonense del siglo XII,  para ello hace años inicié que inicié unas investigaciones y un trabajo de campo con los estudios arqueológicos pertinentes para averiguar qué había de cierto en todo ello. El Portichol, la zona de la isla y de la supuesta morada javiense de San Hermenegildo, se ha convertido una vez más, en esa zona misteriosa que guarda en sus entrañas ecos del pasado.

Como bien sabemos, Jávea fue la geografía escogida para asentar comunidades de varias órdenes religiosas desde muy antiguo. Por lo tanto nunca se ha descartado nada, y se ha podido trabajar siempre, con varias hipótesis. Una capilla privada en la famosa urbanización inaugurada por Fraga como ministro de Turismo: el Tosalet -otrora pública- está dedicada a San Hermenegildo, y el otro nombre del Cabo Prim, San Martín, que indica la toponimia de algún centro de oración, nos empuja a pensar que alguna relación puede tener todo lo mencionado. 

Como curiosidad, mi libro-guía “Jávea” se acabó de estampar en la imprenta el día de la festividad de San Hermenegildo hace ya cinco años, patrón de la monarquía española. Los colores de la cubierta del libro son los mismos que los de la orden militar de San Hermenegildo, todo pura casualidad. Jávea y el príncipe godo, ¿leyenda o realidad? Es la hora de los arqueólogos y de los investigadores, pero los soñadores sirven de acicate para que los científicos sigan descubriendo y profundizando en la historia de la humanidad.

Las Dos Españas

2 marzo, 2018

mapa1Mientras Francia nos da una lección, negándose a retirar la Legión de Honor a Francisco Franco, los progresistas españoles inician peregrinaciones extrañas al Valle de los Caídos. Digo extrañas porque estas reivindicaciones políticas de la izquierda en pleno recinto del valle, están prohibidas por la Ley, pero para socialistas, compromitas y podemitas la ley no es la ley.

Ayer la progresía de nuestro país se quejaba de los 23.000 euros que nos ha costado a los españoles, repatriar los cuerpos de miembros de la División Azul caídos en Rusia. Olvida la izquierda, como siempre, que más dinero nos cuestan las subvenciones a las asociaciones para la memoria histórica. Por ejemplo, sólo en una provincia como Zamora, su diputación repartió 150.000 euros para estas pseudoinstituciones, con resultados poco claros, o en algunos casos con respuestas no esperadas como la que sucedió en 2014 en la Comunidad Valenciana, en Borriol, buscando a dos represaliados del Franquismo, encontraron la fosa de 72 soldados del bando nacional fusilados en 1938 por los rojos. ¿Cuándo parará esta locura? Yo entiendo, respeto e incluso apoyo a los que quieren saber dónde reposan los restos de sus familiares desaparecidos en la República, Guerra Civil y Franquismo, pero no así.

Esta semana coincidí con un señor cuyo padre era un caído de la Guerra Civil. Me comentaba este ciudadano de un pueblo al lado de Valencia que su padre fue asesinado por el comité del pueblo, la famosa “Pepa” que sacaba a pasear -fusilar- a los encarcelados, por el único delito de ser católico. Él me manifestaba con sinceridad que jamás albergó odio alguno o revanchismo por la muerte violenta de su padre, que él había perdonado y prueba de ello era la cantidad de buenos amigos de la infancia, hijos de los de la “Pepa” algunos también, personajes relevantes locales de izquierdas en la Transición, con los que aún mantenía lazos de amistad muy estrechos. Creo que no cabe mayor ejemplo de concordia que este. España no merece políticos que abran una y otra vez, heridas, cunetas, fosas y enfrentamientos de hace ya más de 80 años. Ya es hora de que nuestros políticos faciliten la convivencia. La mejor manera de honrar a nuestra memoria histórica reciente, es reconocer a nuestros mayores, el esfuerzo de haber trabajado muy duro y de haberse ganado una pensión más que digna. Céntrense en eso. Se lo agradeceremos.

Ataques al Español y a la Cruz de San Andrés.

27 febrero, 2018

28168401_10155865120897928_2007100749664856108_nNos ha tocado vivir en la época más cutre de la historia, sobre todo en España, que los vientos modernos en el diseño y en el pensamiento, han ido eliminando desde hace aproximadamente medio siglo, la autenticidad y la elegancia. La última norma de este movimiento de imbéciles sin fronteras, además de la de perseguir la lengua española, arrinconándola en Cataluña, Valencia, Galicia, Baleares y Vascongadas, es la de la acusación de nuestro idioma de sexista. Los dineros del estado se utilizarán para cambiar las letras del Palacio de las Cortes. Aunque ahora figura “Congreso de los diputados” en su frontispicio, los seguidores de la secta de la gilipollez perpetua, quieren simplificarlo poniendo sólo “Congreso”, así sus señorías del género femenino se sentirán más incluidas. ¿Y por qué no Congresa? Puestos a hacer el ridículo, hagámoslo bien. No ayudan para nada los cantamañanas millonarios de Hollywood con las soflamas de siempre, porque el mimetismo en nuestro país con Estados Unidos, es siempre una constante. Que nuestros representantes actuales, dediquen su labor parlamentaria a inutilidades, también se ha convertido ya en una constante. Nadie nos defiende. Ni los viejos políticos que son acallados, ni los nuevos que ni siquiera han leído a Orwell para comprobar que estamos en una etapa oscura que reescribe el pasado y lo condena al olvido…

Las pensiones en peligro, la Guardia Civil y la Policía Nacional en estado precario y bastante discriminados pero a los señores diputados y a las señoras diputadas, se les ocurre votar en una comisión, si debe desaparecer la Cruz de San Andrés en los aviones del Ejército del Aire. ¡Vaya época nos ha tocado vivir!

LA CURIOSA RELACIÓN DE SEVILLA Y JÁVEA.

5 febrero, 2018

tc6Jávea perteneció al Marquesado de Denia y Ducado de Lerma, cuyos títulos y casas fueron agregados en 1659 a una de las grandes familias europeas: el Ducado de Medinaceli, que tenía su sede principal en Sevilla, así es como empieza de una manera fortuita la relación de la capital andaluza con nuestra villa. Los Duques de Medinaceli -desde la incorporación de la casa Denia-Lerma: señores de Jávea- tenían como morada un fantástico Palacio de mediados del siglo XV, conocido como la Casa Pilatos, donde tenía fijada su residencia la XVIII Duquesa de Medinaceli y XIX Marquesa de Denia: la Excma. Sra. Dª. Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa.

Siendo Denia, la ciudad oficial del marquesado, no nos es ajeno que muchos duques y sobre todo duquesas consortes, tuvieron especial predilección por Jávea. Sirva como ejemplo María Teresa de Moncada y Benavides, que regaló a Jávea, la primera imagen de Jesús Nazareno, incorporando a nuestra tierra, el culto a imágenes tradicionalmente andaluzas.

Pues bien, no termina nuestra peculiar vinculación sevillana con estos episodios históricos. El principal y verdadero nexo con la ciudad del Guadalquivir nace con el comercio pasero. Las flotas de Jávea se dirigían a Sevilla como puerto último español, antes de sus periplos a Londres y Norte América. Era el flujo tan continuo que desde Sevilla se traían para nuestro pueblo: utensilios de cocina, muebles, y sobre todo, los típicos recipientes de barro a precio de saldo como los conocidos llibrells (barreños con motivos florales o de otra índole que servían para escurar; rara era la casa que no poseyese un llibrell sevillano, incluso aún encontramos algunos en varias viviendas xabieras. A parte, era más rápido ir a Sevilla que a Valencia, puesto que por tierra se tardaba lo que no estaba escrito…y por el mar la ciudad del Turia no era un puerto primario para el comercio javiense. Esta comunicación periódica con la vieja Hispalis, hacía posible que se encargaran trabajos como los relacionados con la imprenta. Por ello encontramos algunos libros o programas religiosos con el nombre de Sevilla estampado en la cubierta o portada; es el caso de los grandes fastos que se organizaron en 1856 con motivo de la “liberación” del cólera-morbo bajo la mano del Nazareno. La imprenta de dicho librito era la de Antonio Izquierdo en la calle Francos números 44 y 45, posteriormente esta librería-imprenta pasaría a denominarse A.Izquierdo y Sobrinos y ocuparía unos veinte números más abajo de la misma calle sevillana.

Fue tal el contacto andaluz, que los nuevos barrios del puerto se les denominaron Sevilla y Triana, separados por el río y con el puente, emulando así la ciudad andaluza. Hoy día sólo ha permanecido el nombre de Triana. El puente se movió de sitio y el barrio de Sevilla queda en el recuerdo de algunos javienses, sobre todo los hijos y nietos de aquellos soldados del Ejército Español que estuvieron movilizados durante algún tiempo en Jávea, por las Guerras del Desastre del 98, nacidos en Sevilla o carabineros –cuerpo desaparecido en 1940-, destinados en los diferentes cuarteles de Jávea, que decidieron echar raíces en nuestro peculiar paraíso, casándose con muchachas valencianas uniendo a nuestro elenco de apellidos: los sevillanos Montilla y García, entre otros. Y cómo símbolo, también tuvimos nuestra sevillana Torre del Oro: El castillo de les Mesquides, que reposaba a pocos metros del agua como también lo hace el emblemático monumento de Sevilla a orillas del Guadalquivir.

enigmas y espejos

22 enero, 2018

116574254Hace muy mal el Partido Popular en no asumir el discurso del nuevo presidente del Parlamento de Cataluña, como lo que es: la continuación de la pantomima y el desafío al estado. Torrent como primera acción presidencial, tendrá el honor de visitar en Bruselas al prófugo del mocho. El PP como siempre, no entiende lo que significa el nacionalismo y yerra en sus diagnósticos. Luego se molesta si otros partidos políticos se le adelantan, con el ánimo de solucionar de raíz los problemas que el independentismo crea al conjunto de los españoles.

También se equivocaba el PP en los años 90, cuando nos dejaban a los alumnos de la educación secundaria pública, totalmente desamparados y en manos de los ingenieros sociales que ocupaban las plazas de profesores de valenciano. Recuerdo que en mi instituto nos hacían comprar los libros de texto y literatura que mi director catalanista y una escritora del pueblo -catalanista también por supuesto-, conocida en su casa y a la hora de comer, publicaban. Visto hoy con perspectiva eran actos de caridad…

Falla el PP con la guerra abierta contra C’s. Quizá porque la formación naranja ha hecho bien los deberes en Barcelona y Palma de Mallorca y los puede hacer correctamente en Valencia, denunciando y persiguiendo la injusticia de la inmersión lingüística y demás leyes en contra del español en partes tan queridas de España, como Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña. Al independentismo le ha salido Tabarnia y Boadella como espejo. ¿Qué se le aparecerá al PP en estas horas tan complicados para la otrora formación conservadora?

reyes y tiranos

5 enero, 2018

reyesNoche de Reyes… ¡Cuánta magia para los niños y para los no tan niños! Pero los tiranos de nuestro siglo, los acomplejados y malvados detractores de la tradición, se empeñan en dejar huella en la historia con sus cabalgatas de brujas republicanas y drag queens. Sí, quieren dejar huella de su obra, pero lean bien, la historia es la historia, y dejar la impronta no es propio de mentecatos que causan molestias a los ciudadanos. Anécdotas pasajeras que duran lo que dura una legislatura, paciencia. Se quiere borrar en Valencia, el nombre del anterior jefe del estado, el rey Juan Carlos I, el monarca que recogió el testigo de España para moldearlo y convertirlo en una democracia moderna. El alcalde Ribó va a destinar más de 94.000 euros en cambiar señalizaciones de metro, 3.000 cartelitos nuevos…

No quiero ser demagogo y preguntar a qué ONG le vendría bien ese dinero u obra social, conozco unas cuantas, por no hablar de las que se han quedado sin las subvenciones por parte de la Generalitat de Puig y Oltra: Cáritas y Cruz Roja. Sabemos ya las prioridades de estos politicuchos. La obsesión enfermiza de nuestro primer edil, el de Tarragona y sus secuaces socialistas, es tan grande como lo es el abismo que separa su brillantez e inteligencia de la del común de los mortales. A nosotros no nos hará falta crear una Tabarnia dentro de la Comunidad Valenciana, el hartazgo hará que en un año, Ribó, Oltra y Puig sean un mal sueño en el acontecer democrático del pueblo valenciano dentro del Régimen de 1978.

Noche de Reyes esta, la misma en la que Juan Carlos I cumple 80 años, habiendo reinado 39 en nuestro país. Es y será siempre el soberano que normalizó nuestra patria. Ni Ribó, ni Puig, ni ninguno de sus socios podrán aniquilar la memoria del rey estadista. Han querido emular a los romanos con su condena de la memoria, Damnatio memoriae, pero no tienen la categoría de enemigo, ni el rango de líder para poder hacerlo eficazmente. La historia ignora a los mediocres no a los grandes.

¡Viva el Rey y su augusto padre también!

Viena

24 diciembre, 2017

27484451_10155795580562928_2081145961_oViena es ese destino con el que soñamos desde niños… Palacios, edificios señoriales, armonía arquitectónica en cada calle, jardines y por supuesto música. Aunque Austria es una república desde el final de la II Guerra Mundial, la mayoría de instituciones y habitantes sienten nostalgia de imperio y probablemente sea este país del centro de Europa, el principal exponente de lo que a mí me gusta llamar: repúblicas coronadas. Nada hace pensar que los Habsburgo no continúan morando en los palacios de esta insigne ciudad viendo a través de los enormes ventanales, el acontecer de la vida austriaca.

Es una ciudad para visitar en dos ocasiones, verano e invierno. Me centraré en el invierno que es la estación que más magia envuelve a Viena, porque la Navidad aquí se vive a la manera germana que tanto gusta. Dos opciones también para el alojamiento en función del 27479270_10155795571437928_778331296_opresupuesto designado para esta escapada de fin de semana: la célebre web de apartamentos turísticos -hay verdaderas cucadas en el centro- o el Hotel Imperial si queremos de verdad, que Viena quede en nosotros para siempre.

No olviden tomar un café y la famosa tarta Sacher en el hotel del mismo nombre. Esta visita es obligada y mítica, no por ser típica es menos encantadora. Una tarde destínenla a tomar el té o merendar en el 27398067_10155795580407928_319491414_oCafé Central en la Herrengasse, después de pasear por la célebre calle del anillo –Ringstrasse– y otra, en el Café Landtmann, aquí háganlo antes o después de visitar el mercado navideño que está debajo del imponente ayuntamiento y frente a este antiguo teatro modernista.

Es imprescindible acudir a algún concierto o a alguna ópera. La Filarmónica de Viena y Los Niños Cantores de Viena son los más famosos, pero la oferta es amplia y numerosos son los espectáculos de 27398443_10155795580727928_3558868_omúsica de calidad, convirtiéndose en una gran oportunidad para contemplar los hermosos edificios donde se celebran estos conciertos como el Musikverein o la Opera Nacional.

27393971_10155795580302928_766638907_oArte por doquier en los museos de la capital de Austria. Klimnt en el Palacio del Belverdere, disfruten también de su Orangerie. La emperatriz Sisi y su esplendor en el Palacio Imperial de Hofburg donde se encuentra también el Tesoro Real y la grandeza del Sacro Imperio Romano Germánico. La Biblioteca Nacional, también situada en la misma plaza que Hofburg, la de Michaelplatz, es una de las bibliotecas más bellas del mundo y a pocos viajeros se le ocurre acudir a este Sanctasanctórum de los libros, créanme, lo mejor de Viena. Sin abandonar este centro histórico monumental e impresionante, hallaremos la Escuela Española de 27393648_10155795580662928_1960088390_oEquitación –Spanische Hofreitschule–  que realiza cada día, varias demostraciones de la doma clásica española, una ceremonia del caballo sin parangón.

Viena es una ciudad óptima para gozarla andando. No obstante el tranvía es el medio de transporte más agradable para desplazarse a otros lugares como al Palacio de Schönbrunn, al estupendísimo parque de atracciones antiguo, Prater o la zona del Hunderwasselhaus, caprichos de la arquitectura del siglo XX. Otras visitas obligadísimas las catedrales de San Carlos Borromeo y San Esteban y el lugar donde reposan los emperadores de Austria: los Capuchinos. Austria es un país católico,  si se atreven, acudan a una misa en cualquier iglesia, el recogimiento y la devoción nos hará sonrojar a los españoles… Para finalizar,  vayan a hacerse el selfie con uno de los iconos de Viena, la estatua de Strauss en el Stadtpark, cuando terminen el postureo en las redes sociales diríjanse al Edificio Secession, mientras se comen una wiener schnitzel, aunque no sea de buen gusto comer por la calle, nadie se lo tendrá en cuenta… ¡Buen viaje!

EL ÁRBOL DE NAVIDAD

4 diciembre, 2017

unknownCon la llega del Adviento después de la Festividad de Cristo Rey, los hogares de Europa central, y ahora también en España -cuando la tradición hispana siempre fue después de la Purísima- se llenan de abetos y derivados, con luces y adornos. ¿Pero desde cuándo se remonta esta tradición? Los orígenes de porqué se disfraza un árbol no son muy claros, pero sí el nacimiento de esta costumbre en la historia contemporánea.games1web_2770745b

La reina Carlota de Mecklemburgo, esposa de Jorge III de Inglaterra, vino a la corte británica desde su Alemania natal, con todas los ritos navideños germánicos. Pero no sería hasta la llegada de otro alemán -no olvidemos que la sangre real alemana corre por todas las testas coronadas de ayer y de hoy- el esposo de la omnipotente Reina Victoria de Inglaterra, Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, cuando se popularizaría el árbol de navidad. De 3506inmediato, toda la aristocracia inglesa imitó el hogar de la Reina, como hacían y hacen, los buenos súbditos. Pues copiar al soberano en imagen y gustos, es síntoma de  comunión monárquica total, como ahora lo sería en España,  llevando barba por nuestro rey Felipe VI. ¡Atención hipsters!prins_albert_von_saksen-coburg-gotha

Los demás países fueron adoptando dentro del continente, esta ceremonia que llega hasta nuestros días, con gran aceptación en los países anglosajones como Estados Unidos y Canadá. Ya bien entrado el siglo XX, esta estética navideña pasará a formar parte en las demás cortes católicas y las casas de los ciudadanos de sus naciones, conjugando el Belén -de origen napolitano- y los demás adornos universales.